Abanicar los fuegos del corazón

Sin amor no realizareis vuestra misión

Esta publicación sobre los fuegos de tu corazón por el Maha Chohán es un extracto del dictado de la Conferencia de la Libertad de 1994 publicado en la Perla de la Sabiduría Vol. 37 No. 33

Hoy me centro en el chakra del corazón, puesto que es el sol central del ser. Sin la llama trina equilibrada y sin que rindáis adoración al Atman de esa llama, veréis que no se pueden intensificar los otros chakras.

Por consiguiente, nosotros abordamos al sagrado corazón y los fuegos del corazón. Los abordamos, amados, para que podáis ver y estar enterados de que ese corazón magnánimo–ese corazón que se entrega, ese corazón que es una fuente desbordante–es el prodigio de la vida y el prodigio de la autotrascendencia.

Poned, pues, atención, cuando os explico que si el corazón no está purificado ni dotado con el amor de vuestra conciencia Crística, el recipiente no será ni suficientemente amplio ni suficientemente fuerte para que contengáis al Espíritu Santo en la forma como yo quisiera que lo contuvierais. Por lo mismo, tomad las Meditaciones del Corazón de Saint Germain. Tomadlas de corazón, tocadlas, moveos con ellas y ofreced vuestras plegarias a vuestra Presencia YO SOY.

El Espíritu Santo es la presencia de fuego, fuego sagrado, fuego purificador, fuego que pone a prueba de qué clase es el trabajo de cada hombre. El trabajo de un hombre es el trabajo de su corazón, y cuando él coloca constantemente su corazón en su trabajo, a su debido tiempo tendrá el premio inmortal.

Sin embargo, cuando ese trabajo lo ejecuta únicamente para que los hombres lo admiren no hay ganancia. Por eso, si hay glorificación, que sea para glorificarse en Dios y no en el ser.

Visualización del Gran Sol Central

Visualizad el Gran Sol Central en el corazón del cosmos sobreimpuesto al vuestro. Recordad a Helios y Vesta. Recordad los rituales del Sol, 1 amados, porque estos dan el incremento. Vuestra meditación del viaje al Sol y el regreso puede repetirse semanalmente, cuando hayáis establecido un impulso de decretos diarios de dos o más años. Los Rituales del Ashram de El Morya, en particular el Ritual del Gran Sol Central, os fortalecerán para esta meditación.

Fuego de Helios y Vesta, ¡venid ahora! Y que este fuego sea la unción del corazón para su avivamiento.

Amados, trazad anillos de luz alrededor de vuestro corazón, y sabed que estos anillos, sostenidos por vosotros mediante el ritual de la nube y otros ejercicios espirituales, os conducirán a esas facultades que buscáis: la facultad de estabilidad día tras día, la facultad del valor, pase lo que pase, la facultad de amar y de seguir amando.

Por lo tanto, pedid ser conducidos a los retiros de los Señores de los Siete Rayos, para que podáis entrar en los ejercicios espirituales del corazón. Pedid ser llevados, a fin de que podáis expandir las cualidades del corazón y equilibrar la llama trina.

El amor es la clave. Vosotros podéis desarrollar o adquirir cualquier cosa en esta o en mil vidas, sin amor –sin amor en la manifestación del poder del tres por tres y de los nueve dones del Espíritu Santo2–no cumpliréis vuestra misión.

Sed generosos con el amor. Dad amor diariamente. Y a diario invocad la ley del perdón por haber rehusado dar amor en el pasado el cual quedó en el olvido.

Además, invocad la ley del perdón a favor de aquellos que desempeñaron el papel de enemigos. Con vuestro amor haced que las almas de toda la gente se conviertan al sendero.


1. Rituales del Sol. Ver Ritual del Ashram 2, Ritual del Gran Sol Central, en el folleto del Rituales del Ashram. Para mantras a Helios y Vesta, ver “Saludo al Sol” y “Mantra de Luz Padre / Madre”, decretos 20.20 y 20.21 en Oraciones, meditaciones y decretos dinámicos para la revolución venidera en la Conciencia Superior.
2. Los nueve dones del Espíritu Santo. I Cor. 12: 4-11.

Maestros Ascendidos