Sed los budas sonrientes de la bondad

El Señor Maitreya sobre la bondad

Esta enseñanza sobre la bondad del Señor Maitreya es un extracto de las Perlas de Sabiduría de 1994, vol. 37 no. 14, La bondad es la clave.
Maitreya sobre la bondad
Confío, entonces, cuando penséis en Maitreya, en que siempre pensareis todo lo que se requiere para seáis amables. La bondad es un regalo que puede surgir de uno en una llama de alegría que toca a mil millones de corazones.

El corazón de la bondad no deja de establecer el registro cuando un amigo o enemigo se comporta inadecuadamente. La bondad es una precisión del pensamiento y de la palabra que también tiene la firmeza y el coraje para decirle a un amigo o adversario cuando está equivocado. La bondad es la voluntad de ser impopular, si es necesario, para asegurarse de que algún rincón del mundo esté bien, incluso si es el rincón de vuestra cocina.

Sabed, amados, que la bondad es una serie de acciones que surgen de vuestros pensamientos y sentimientos amorosos. Y los círculos de vuestra bondad nunca cesan, incluso cuando los anillos de la piedra arrojada al estanque van a los mismos bordes de un cosmos. La bondad, amados, es la clave.

Sanemos los corazones que están agobiados, tan profundamente angustiados por la carga de la economía y sus temores por la ignorancia: ¿Tendrán o no tendrán trabajo?

Orad por muchos. Orad por todos. No requiere mayor poder o logro cuando oráis por cinco o miles de millones de almas que cuando oráis por una. Aprended a abarcar el todo en uno.

La bondad os une a los Budas

Magnificad al Señor con bondad y conoced que no puedo separarme de vosotros cuando estáis comprometidos con la bondad. Es la ley, amados. Lo similar atrae lo semejante y el Buda debe estar con el bodhisattva que ha abrazado su sendero, su llamado y su llama.

Estoy en esa llama de bondad y os pido que saltéis conmigo a la llama. Vayamos, nosotros dos, y luego de dos en dos por los miles de millones, salgamos. Avancemos para establecer puntos de luz en los vastos horizontes del espacio exterior y sepamos que en realidad el tiempo y el espacio no existen y somos uno con la Mente infinita de Dios.

En la vanguardia de la Mente de Dios y el Ojo de Dios dentro de vosotros, miradme, conocedme y mantenedme en vuestro corazón. Cada vez que tomáis esa pequeña tarjeta de mi imagen* y la presionáis hacia el tercer ojo, tenéis la huella de mi Presencia Electrónica en cada célula y átomo de vuestro ser. Y es tan fácil como silbar una alegre melodía.

¡La bondad es siempre estar feliz! ¡Siempre estoy feliz! Y cuando envío la bondad y se enfrenta a la crueldad, la crueldad regresa a mí, recibo lo que retorna ya transmutado a las puertas de los anillos más externos de mi aura, como bondad nuevamente.

No seáis perturbados. Sed los budas sonrientes y conoced que la risa de Dios es la extinción de todas las irrealidades.

* Tarjeta laminada tamaño billetera del Señor Maitreya. Incluye en la parte posterior la sílaba raíz de Maitreya (Maim) y cuatro mantras para invocar su presencia (disponible en la librería en línea de TSL).

Tags:

Suscribete y Conecta

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Maestros Ascendidos