Citas de los maestros ascendidos sobre Pentecostés

The Eternal Father and the Holy Spirit

¿Qué es Pentecostés?

Pentecostés [del griego pentmekostme, literalmente “quincuagésimo día”]: es una fiesta religiosa cristiana del séptimo domingo, o quincuagésimo día, después de la Pascua.

Pentecostés celebra la llegada del Espíritu Santo a los discípulos de Jesús como está escrito en la Biblia, Hechos 2:1-4.

Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos.  Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

  1. Amados Astrea y Pureza, 25 de marzo de 1989. Publicado en las Perlas de Sabiduría® vol. 32, no. 18, 30 de abril de 1989

“Comprended, pues, que el vaciarse uno mismo es la preparación para que descienda el Espíritu Santo durante Pentecostés. Nosotros, los Elohim del cuarto rayo, regresaremos, y esperamos encontrar a algunos de vosotros que hayáis podido continuar, en alguna medida, con esta oración y ayuno para que podamos dotar al templo físico y a sus átomos –porción por porción, con la luz extraordinaria del rayo de la Pureza”.

  1. Amado Kuthumi, 5 de mayo de 1991. Publicado en las Perlas de la Sabiduría, vol. 34, no. 33, 1 de julio de 1991

“Se os llamado a Pentecostés y a que os preparéis para este año. Os invito a que os reunáis en nuestros grupos para que recitéis los poderosos mantras del Espíritu de la Resurrección y de la Llama de la Resurrección para aumentar, aumentar y aumentar la luz, que forme un imán en el aura para atraer hacia vosotros la mayor dispensación del Espíritu Santo que la Gran Ley os permita: es el amor del Espíritu de Dios elevado en vosotros, que impregna cada poro de vuestro ser, ¡al derramar alegría a toda la vida! Esta es la capacidad de la conversión. Como lo veis aquí en vuestro instructor, también podéis convertiros”.

“Visualizad los anillos del aura que os rodean, que aumentan y aumentan ahora. Visualizad esos anillos de color rosa y de fuego rubí, de color amarillo dorado y de rayos dorados de resplandor rosa. Permaneced en esta presencia y que el poder de esa presencia sea la disipación de los demonios.

¿Desearíais conocer el poder, la sabiduría y el amor de la conversión a través de vuestro corazón, amados? ¿No es este un don del Espíritu Santo por el cual daríais casi cualquier cosa, cualquier cosa que sea lícita para entregarla a Dios?

¡Yo digo rezad y dad vuestros mantras por ello! Este don es accesible a vosotros. ¡Podéis  tenerlo, amados!”

  1. Amada Nada, 27 de abril de 1975. Publicado en las Perlas de Sabiduría, vol. 20, no. 1, 2 de enero de 1977

“Ahora que los conquistadores que desean avanzar en la llama del Espíritu Santo estén dispuestos a desenvainar la espada de la Madre Divina y aniquilar esa imagen del yo inferior para que el verdadero Dios pueda aparecer como las lenguas hendidas de fuego.

¡Yo digo, preparad este día para el flujo del Espíritu Santo, para Pentecostés, y para la celebración de la ascensión del Señor Cristo! Porque os digo, para infundir luz y para que la luz os infunda debéis abandonar este día, consciente y concienzudamente, otra ronda, otro aspecto del yo inferior, interactuando con amor unos con otros. Digo, comunicaos en el amor y uníos a ese fuego de pureza que os hace íntegros”.

  1. Amado Buda Gautama, 9 de mayo de 1990. Publicado en las Perlas de Sabiduría, vol. 33, no. 17, 6 de mayo de 1990

“Algunos de vosotros habéis regresado a la Tierra sin otro motivo que el haber tenido el deseo desmesurado de salvar a aquellos cuyos nombres no están escritos en el Libro de la Vida, a quienes Dios no salvaría… Dios siempre os usará [para salvar un alma] siempre que sea posible. Y cuando no sea [posible salvar lo que está perdido], simplemente debéis aceptarlo, incluso si estáis lidiando con corrientes de vida muy cercanas a vosotros…

Por lo tanto, yo… vengo a prepararos para Pentecostés. Porque debo deciros que, aunque podáis merecer que vuestro templo sea llenado con el Espíritu Santo, si no habéis resuelto esta cuestión, no recibiréis ni siquiera una gota de ese Espíritu Santo en esa ocasión.

Porque una vez que haya llegado este Pentecostés, amados, aquellos que pasan más allá de ese día y todavía insisten en dar la Luz a los caídos conocerán el dolor y el sufrimiento por ese karma, ya que deben dar cuenta ante Dios por cada ergio de energía que han colocado en las vasijas de los caídos”.

  1. Amado Amen Bey, 4 de mayo de 1991. Publicado en las Perlas de Sabiduría, vol. 34, no. 29, 27 de junio de 1991

“Estamos especialmente deseosos de ayudaros a convertiros en apóstoles del mensaje de Dios para toda su gente en la Tierra, para que cada uno de vosotros se convierta en una aura viviente y vibrante de llama violeta, para que muchos puedan venir y disfrutar incluso del sentido de esa presencia del Espíritu Santo que es entregado por el Maha Chohán. ¡Oh el Maha Chohán!, como el que os inicia en el sendero del Espíritu Santo.

Que recordéis prepararos para Pentecostés, ya que se acerca, seguramente recibiréis tal incremento de fuego como para encontraros en un estado de conversión, al ser “transformados”, al ser atraídos al Sol Central por ese poder de infinito de amor, luz y fuego blanco.

Verdaderamente, la presencia del Espíritu Santo sobre vosotros puede ser el medio para acelerar vuestro sendero, el sendero que deseáis, no porque os lleve a la ascensión, sino porque os lleva a ser el Ayudante, el Consolador en el nombre del Maha Chohán”.

  1. El amado Maha Chohán, 28 de mayo de 1993. Publicado en las Perlas de Sabiduría, vol. 36, no. 31, 1 de agosto de 1993

“Desde el monte de la salvación en algún lugar de la octava etérica, desciendo, no solo a este lugar, sino a los niveles más profundos de la Muerte y el Infierno, porque en la hora del descenso del Espíritu Santo todos son tocados. Algunos son acelerados a la vida eterna. Algunos reciben el juicio del Espíritu Santo.

Conoced, entonces, amados, que para todos los que habitan en la Tierra hay una visita del Espíritu Santo, existe la medición para la corriente de vida, existe la división de la luz de la oscuridad. Esta acción del Espíritu Santo es un evento anual de Pentecostés.

Todas las almas en todas las octavas del planeta Tierra deben prepararse por medio del estudio de las Escrituras y los decretos dinámicos para recibir la otorgación de poder del Espíritu Santo. Lean Hechos 2:1-41”.

  1. Amado Buda Gautama, 1 de mayo de 1994. Publicado en las Perlas de la Sabiduría vol. 37, no. 22, 29 de mayo de 1994

“Sigamos, sin lastimarnos, vaciémonos de los frutos de la siembra y la cosecha equivocadas. Sí, seamos flexibles. Vaciémonos para que podamos ser llenados. El Maha Chohán regresa en Pentecostés…

Podéis prepararos para esto. Continuad con vuestro ayuno. Continuad con vuestra propia elevación. Seguid construyendo los componentes básicos para el cuerpo, mente y alma, los componentes básicos que estabilizan las emociones, porque estáis profundamente enraizados en esa tierra del Gran Tao”.

  1. El Amado Maha Chohán, 7 de junio de 1981. Publicado en las Perlas de la Sabiduría vol. 24, no. 66, junio de 1981

“Envío el fuego de Pentecostés para todos los que son devotos de los avatares de este mundo y del mundo venidero y así puedan saber que en preparación para la aceleración de la Tierra y de vosotros mismos individualmente, convocamos, dotamos con una luz, y os llamamos a dar algo más que el ser: la entrega de todo eso determina el sacrificio aceptable para todos los que serán los libertadores de la Mujer y su simiente por el Espíritu Santo”.

Maestros Ascendidos