¡Oh, el corazón de la bondad!

Este extracto sobre el corazón de la bondad es del dictado de Lanello de la Nochebuena de 1992, publicado en la Perla de Sabiduría®, vol. 36, no. 2

La corazon de la bondad

Benditos, al entrar este año llenos de su promesa y, no obstante, con un poco de temor, preguntándoos qué podría ser lo siguiente en llegar a vuestra puerta; yo también vengo con esperanza. Porque la esperanza es seguramente la estrella que seguimos hasta el lugar donde yace el Señor y donde nace el Cristo en cada corazón.

Es bueno saber que todas las cosas que llegan a vuestra puerta pueden tratarse con el fuego vivo y la fuente de Amor dentro de vuestro  corazón. La clave no es reaccionar, no volverse negativo sino filosófico, y decirse a sí mismo:

“¿Quién llama allí, cuyo paso oigo? ¿Es ese amigo o enemigo? No importa, porque doy amor y lo tengo en abundancia. “Este es mi llamado a la vida, saludaré todo lo que venga con una sonrisa, con un poco de risa, con la sabiduría de la Mente de Dios, con mi mirada fija en Él y, sin duda, la bondad siempre fluye hacia mi prójimo”.

En esta postura, entonces, no reaccionéis, amados, pero conoced que la vida está llena de promesas y muchos paquetes envueltos, algunos con amor y otros con cuerdas de enemistad. Recibidlos a todos y tratadlos de manera justa, honrosa y con ese profundo fuego de amor que tiene compasión por los malhechores que han perdido la llave del corazón de Dios que aún tenéis en vuestro cofre de amor.

Permaneced imperturbables por las circunstancias o el karma

Oh sí, amados, no permitáis que se os perturbe de esta manera debido a las circunstancias. Nunca desechéis el momento del karma. ¿Porque no es cada partícula de arena que desciende del reloj la señal del karma pasajero con el que se puede lidiar, que debe tratarse en el momento en que pasa a través del nexo?

Esto debe parecer una tarea imposible, cómo estar allí en el punto correcto en el tiempo y el espacio para que saludéis vuestro karma de modo que cuando pase por el nexo no cree debajo una pila de karma y, por lo tanto, necesitéis comenzar de nuevo.

Sí, amados, cuando estáis en el lugar correcto en la conciencia, siempre estáis en el punto del nexo, el nexo de la poderosa figura en forma de ocho que os entrega el rayo de la Mente de Dios a través del Sagrado Corazón de vuestro Santo Ser Crístico. Al estar en ese punto de ecuanimidad, podéis ser filosóficos sobre la tragedia y la pérdida repentina, y también mantener las riendas del estado de ánimo extático cuando os llegan las cosas buenas.

Conoced la integridad en la presencia controlada por la paz del centro del ser. Mi oración por vosotros este año es que el viento navideño, que es el viento del Espíritu Santo, os traiga paz mental, integridad, concentración y, sobre todo, caridad hacia vosotros y hacia todos. La caridad, amados, porque la caridad envuelve, por medio de las llamas del Amor, todo orgullo y egocentrismo que engendran la autocondenación y la condenación de los demás.

La integridad, se logra a través del amor, esta es la meta

Sí, amados, quiero que caminéis por la Tierra como hijos de la Sabiduría y que tratéis la vida y las circunstancias con el fíat de la Palabra hablada.

Sí, amados, la integridad es la meta. Se logra a través del amor, sí, y la sabiduría. Pero como se os ha dicho, sin la voluntad de Dios, sin esa fe, sin el fuego del verdadero chela azul, os resultará difícil, (sí imposible, como dicen las Escrituras) agradar a Dios. Y, benditos corazones, si no sois capaces de complacer a Dios, entonces os convertiréis en una de las personas más miserables

Ved, entonces, y comprended que complacer a Dios no requiere gimnasia de la mente o hazañas supremas de esto y aquello, sino simplemente el corazón amable. ¡Oh, el corazón tierno, el corazón de bondad, el corazón de Maitreya, el corazón del Bodhisattva!

Tags:

Suscribete y Conecta

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Maestros Ascendidos