Equilibrar la llama trina y los equipos

La llama trina y equipos

El siguiente es un extracto de un dictado del Arcángel Miguel y los Siete Arcángeles dado el jueves, 27 de mayo de 1997
Extracto de las Perlas de Sabiduría vol. 40 no. 24

Una llama trina de una altura de dos centímetros y medio tiene un poder extraordinario

Os hablo entonces, de vuestra Cristeidad. Os hablo del Cristo vivo dentro de vosotros, y os digo: Desarrollad esa Cristeidad. Desarrollad esa Santa Llama Crística. Antes de que vuelva a hablaros, veré vuestras tres plumas en gran equilibrio si es que no completamente equilibradas. Cuando equilibréis vuestra llama trina (y ese fuego sagrado de la Madre Divina es la fuente de esa llama), entonces comenzaréis a ver el tamaño de vuestra llama incrementarse un octavo, un cuarto, medio centímetro. ¡Y, finalmente, imaginaros a vosotros mismos con que habéis incrementado vuestra llama trina a una altura de dos centímetros y medio!

Bueno amados, hay mucha energía cósmica en una llama trina equilibrada que incluso tiene una altura de un centímetro y cuarto que puede generar un poder extraordinario para manifestar cambios en vuestra vida, en vuestra familia y en vuestra comunidad. En verdad, no podéis comenzar a comprender qué gran regalo Divino es.

Si solo supieseis que para mantenerla e incrementarla es estar en armonía con Dios y ser un siervo de Dios y hacer que vuestros asuntos sean una parte de la Gran Hermandad Blanca —si solo pudieseis ver amados, que cuando incrementáis la llama trina, estáis otorgando un poder extraordinario para cambiar situaciones de proporciones globales. Y el alcance de esa llama trina que de un centímetro y cuarto de altura puede abarcar la mitad del mundo mismo —así de extraordinario es ese poder, sabiduría y amor del Padre, Hijo y Espíritu Santo cuando está conectado con la Madre Divina. Así, buscad y meditad sobre la fuente de la Diosa Kundalini que se eleva desde la base de la columna hasta el chakra de la coronilla.

Esta es mi hora de servir con las legiones de los Siete Arcángeles

En la bendición invencible de la victoria de Dios, os exhorto a una tremenda victoria —una con vosotros mismos, una con vuestra familia y una con Dios —para que podáis reclamar como propia. Así podréis decir: “Por la gracia de Dios, con mi compañeros de trabajo fue posible que esto sucediera. Por la gracia de Dios, a través de muchas, muchas, muchas otras personas que han trabajado conmigo en esta dirección, hemos logrado la diferencia”.

Sabed que vosotros sois parte de muchos equipos que están en diferentes niveles de conciencia —algunas veces cuando estáis en los retiros etéricos, algunas veces cuando vuestra alma está fuera de vuestro cuerpo en la noche luchando por la victoria de las mismas almas de vuestra gente.

En todas las áreas de servicio, amados, recordad que es la llama trina y la fortaleza del Atman dentro de vosotros lo que os da la fuerza masculina, la fuerza femenina y todo el poder del T´ai Chi para que os mováis, para que seáis determinados, para que permanezcáis, para que continuéis y que no seáis movidos por nadie, por nada ni por ninguna irritación, incluyendo los meollos de la vida.

Este es vuestro poder y vuestra dotación de poder Divino. Dejad a un lado vuestro equipaje y decid: “Lo atenderé más tarde. Este es mi hora de servicio con las legiones de los Siete Arcángeles. Este es mi hora de servir a mi amado Saint Germain, mi amado El Morya, mi amado Lanello. ¡Sí, este es el momento y el lugar para hacerlo!”.

Tags:

Suscribete y Conecta

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Maestros Ascendidos