El equilibrio de la llama trina

La llama trina

Este extracto sobre la llama trina es de Perlas de Sabiduría, Vol. 17, no. 21, que se publicó posteriormente en el libro Cosmic Consciousness (Conciencia cósmica).

La llama trina es el núcleo de vuestra identidad. Y alrededor de ese núcleo, el Dios Padre-Madre ha fusionado las energías que os proporcionan vuestra percepción autoconsciente de Dios como el Espíritu y del alma como vuestro potencial vivo para convertiros en la plenitud de la manifestación de Dios. Jesús y otros que han caminado el sendero de regreso a casa se han convertido en la plenitud del Cristo en manifestación externa mediante el equilibrio de las energías de la llama trina dentro del corazón.

En el principio cuando fuisteis creados en el plano del Espíritu, esta llama era una Trinidad de la conciencia de Dios. Pero después de descender a la forma y de la caída subsecuente de los niveles de perfección por el abuso y la aplicación errónea del regalo del libre albedrío, los aspectos de la llama trina dejaron de manifestarse en equilibrio. Con la pérdida del equilibrio del amor, sabiduría y el poder, llegó la pérdida de la conciencia Crística, la cual se retiró al nivel del mediador, actuando como intermediario entre la imperfección de la conciencia exterior en evolución y la perfección del gran Yo Divino.

Los cuatro cuerpos inferiores de la humanidad dejaron de reflejar la plenitud del amor Crístico, de la sabiduría Crística y del poder Crístico. Y el hombre olvidó que su conciencia exterior no era sino un instrumento del fuego interno y la ecuación interna que era y es la llama trina. Así, la chispa de la Vida que mantenía el flujo de la Vida moviéndose en el templo cuadrangular, aunque desequilibrada en su manifestación en el mundo de la forma material, tenía una contraparte en el Santo Ser Crístico: la verdadera identidad del hombre y de la mujer. Dentro del corazón del Santo Ser Crístico permaneció la manifestación perfecta de la llama trina como estaba destinada a manifestarse un día en el templo corporal.

Ahora, mientras intentamos hacer de los devotos del fuego sagrado, de entre la humanidad, los instrumentos para que los miembros de la jerarquía atraviesen el velo, debemos dirigir nuestra atención a dar la instrucción necesaria que puede ayudar a cada alma a atraer desde el Santo Ser Crístico la acción equilibrada de la llama trina que magnetizará, incluso en el plano de la Materia, la perfección de la Santísima Trinidad.

Por lo tanto, en el periodo de siete días en los cuales estudiéis esta Perla de Sabiduría y apliquéis su enseñanza, que se os entrega a petición del Consejo de Darjeeling, ¿no meditaréis en igual medida sobre la llama del amor al dar de vuestro ser sin reservas, sobre la llama de la sabiduría en la aplicación de la mente a las enseñanzas superiores de la ley, y sobre la llama del poder a través de la obediencia a las alianzas de nuestro Hacedor? Y os pido que hagáis invocaciones a los Señores del Karma para que os puedan revelar aquellos impedimentos que permanecen en vuestra personalidad externa tanto de manera subconsciente así como también en los niveles conscientes los cuales pervierten el flujo de una llama trina en acción equilibrada en vuestro mundo.

Cuando se os revelen estas condiciones, deberéis seguir el ritual sagrado de escribirlas con vuestro puño y letra y después enviarlas a Dios Todopoderoso en el ritual del verdadero sacrificio, en donde el suplicante coloca sobre el altar del fuego sagrado cada aspecto que es irreal en sí mismo y por lo tanto indigno de ser perpetuado en la llama de la Vida. Este es el verdadero sacrificio que se debe practicar si ha de llegar a los devotos de esta era la redención del Espíritu Santo.

Hay un gran significado en el ritual. Y el ritual de consignar a la llama las condiciones de conciencia que la Mente Superior da a conocer al aspirante es un medio importante de despojar al yo exterior de esas ilusiones.

Este ritual conduce a una conciencia superior del Yo Real y le da al discípulo la capacidad de reducir la distancia que existe en la actualidad entre la conciencia externa en evolución, que se encuentra en el estado de convertirse en el Cristo y en la presencia esférica de ese Ser Crístico.

Al reducirse esta distancia por medio de las invocaciones y la aplicación del fuego sagrado y del servicio a los demás, uno se acerca a la meta de la unidad con la Realidad y es más evidente que está cerca de la posibilidad, siempre presente, de la victoria final. Nuestra meta, entonces, en esta serie de Perlas de Sabiduría es atraer la conciencia externa a un mayor alineamiento con el alma y el Ser Crístico, para que el hombre y la mujer de esta era caminen la Tierra en la conciencia plena y palpitante de la vitalidad de ser hijos e hijas de Dios en el sentido más elevado: ¡coherederos de la conciencia Crística aquí y ahora!
Ahora, os recomiendo que en conjunto con esta dispensación estudiéis, una Trilogía sobre la Llama Trina de la Vida* escrita por mi ilustre instructor y amigo el maestro ascendido Saint Germain. Porque, en efecto, la clave de la automaestría es la gloriosa realización de la Trinidad de la luz, como arriba, así abajo. Porque la gloria del sol y de la luna y de las estrellas de las que habla San Pablo es esta gloria de la chispa de la Vida, esa valiosa semilla que Dios ha sembrado por la vastedad del Huevo Cósmico como el punto focal para que la Divinidad descienda en espiral a la manifestación en la forma en el cuerpo de la Madre.

*El libro La llama trina está disponible en Amazon y en la librería en línea de The Summit Lighthouse.

Maestros Ascendidos