Gratitud por el maestro ascendido Saint Germain

maestro ascendido Saint GermainPara agradecer los muchos años de comunicación por parte de los maestros ascendidos con sus mensajeros Mark y Elizabeth Prophet, compartimos en su totalidad, esta Perla de Sabiduría® del maestro ascendido Saint Germain.

A nuestros gentiles lectores dedicados al servicio del amor en todo el mundo ―Nuestro amable amigo, maestro ascendido y hermano de Luz―Saint Germain habla:

Amados―Cuando el primer Día de Acción de Gracias fue instituido en la tierra de América, esta fue la precipitación directa de la gratitud eterna e infinita para el corazón humano por el Espíritu Santo; invocado por el amor a la libertad y el cumplimiento embrionario de porciones del sueño de la libertad en las vidas de aquellos antiguos peregrinos.

Celebrar tal ocasión fue el estallido espontáneo o, el derramamiento de la copa interna de la gratitud y la alegría en los corazones devotos de aquellos, antiguos, pero robustos padres peregrinos. Este sentimiento de gratitud parecía rodearlos como si literalmente estuviera brillando desde “¡las piedras, riachuelos y colinas majestuosas!”. La amistad del amado Massasoit y otros de las tribus indias; cuya devoción a la libertad les hizo tener compasión por las metas de los peregrinos, expandió sus sentimientos hasta que, no solo en palabra, sino que realmente podían decir y sentir que eran “¡hermanos!”.

Observad que ese primer Día de Acción de Gracias fue memorable, no solo en los anales de América, sino también en la historia mundial, porque demuestra claramente el poder de la gratitud, (los sentimientos de gratitud) para crear un clima de abundancia donde todos pueden vivir en una hermandad mundial.

Este pequeño drama en Nueva Inglaterra y en Plymouth debe servir para inspirar a todos los que viven hoy en día de que su re-creación a nivel mundial es ahora, por razón de las líneas de comunicación tan avanzadas, bendita como lo es, por la velocidad (simbolizada por la figura del Dios Mercurio con alas), ¡una mayor posibilidad que nunca antes! ¡La purificación de ese sistema de comunicación mundial se está logrando ahora, y vosotros también podéis ayudar!

Cuando, como Francis Bacon (una de mis encarnaciones), escribí Novum Organum, ¡Esto también fue un acontecimiento importante en el sendero a la armonía mundial y la paz eterna! Ahora, si observáis el gran sello de los Estados Unidos, sobre el cual esta destellada (notad mi palabra en inglés “in-blaz-on” que denota el uso del fuego) la inscripción Novus Ordo Seclorum, que significa “El nuevo orden de las eras ha comenzado”, entonces ¿no os parece que esta nación, realmente, fue concebida en libertad como una nueva orden de las eras?

¿No ha sido la fe en Dios (en Dios confiamos) lo que construyó y sostuvo esta nación en todas sus crisis? ¿No deberían estar agradecidos los hombres en todas partes, en este Día de Acción de Gracias por estar entrando a una nueva era en donde la verdad sale a la luz y se proclama desde los techos?”, para que la infamia baje la cabeza y desaparezca de las mentes de los jóvenes de América ya que necesitan mucha guía adecuada. Los recientes documentales en la televisión, ¡son simplemente el sacar a la superficie el desecho humano y un preludio a la purificación de la mayor parte de los sistemas de comunicación mundiales! ¡Pensad que esta purificación es una realidad divina intencionada!

Aquellos que por mucho tiempo han instigado el desacuerdo, beneficiándose personalmente de esa forma (como lo hicieron los renegados antiguos, que le vendieron mosquetes a los indios y removieron sus sentimientos e incendiaron sus corazones con odio) han violado la Ley de Dios y han recibido la marca de Caín en sus frentes como aquellos que odian a sus hermanos. Os digo, que hoy en día, la fuerza siniestra que ha causado guerras y discordias no es amiga del hombre y la avaricia y el materialismo no son amigos de América. Dios ha proporcionado más que suficiente riqueza para que todos en el mundo compartan su abundancia y ¡Es solamente la avaricia humana que evita que se manifieste plenamente! ¡Cumplid la ley de la hermandad― todos pueden si lo desean!

Entre las maravillas de la Constitución de esta nación, América, existen sus garantías sobre la libertad religiosa, la cual, además de otras bendiciones, ¡Debe preservarse! Vuestra gratitud según fue expresada en el Día de Acción de Gracias, fue instituida como un salvaguarda, para que la mayoría de la gente no se olvidara de sus beneficios, sino que por lo menos pudieran crear un momentum anual para mantener vivo el ciclo de las bendiciones continuas de Dios sobre todos―pues existen leyes espirituales que hacen que la gratitud sea esencial― ¡Para seguir recibiendo, uno necesita dar!

Vosotros como chelas de las huestes ascendidas, sabéis la importancia de dar gracias, no solo anualmente sino diariamente, pero os digo en verdad― ¡La gratitud a cada hora y a cada momento es aun más efectiva!

Ofreced una lealtad feliz a Dios―la Poderosa Presencia YO SOY ― ¡No os quita nada y os trae toda Su bondad! Amplificad vuestro agradecimiento y su espíritu sin límite, porque no existe nada que pueda estimular la esencia del mismo espíritu de vida, luz y amor (que es Dios), como la alabanza y el agradecimiento.

Recordad la historia bíblica que describe a los hijos de Israel gritando, cantando y bailando ―y así cantando alegres al Señor ― en agradecimiento por sus muchas bendiciones. Esto sirvió como un catalizador divino para liberar, en sus mundos, el cuerno de abundancia universal sobre ellos y lo hará hoy en día, ahora, para todos los que puedan orar el “Padre Nuestro”, tú luz maravillosa, danos a todos nuestro pan de cada día. Que ningún, hombre, mujer o niño, carezca de la comunión contigo, la cual les da un maná espiritual diario― ¡O Padre, que venga tu reino!

Sabiendo que os regocijáis conmigo en anticipación del día cuando todas las naciones puedan sentarse en paz en ese reino, y más allá, que puedo contar con vosotros para hacer vuestra parte, os bendigo este Día de Acción de Gracias y siempre, en el nombre del Jesucristo ascendido que está a través de mi (todos los seres ascendidos somos uno) partiendo nuevamente el pan del niño para alimentar a la multitud. Sí, ¡Dios le provee la vida abundante a todos los que estén dispuestos a recibirla!

Por esta y las muchas bendiciones (tenemos la cooperación amorosa unos de otros ―en la Tierra sois nuestras manos y pies, arriba y adentro os bendecimos y os guiamos, como lo hacen todos los amigos que son Maestros Ascendidos), ¡estoy seguro que estamos agradecidos, conjuntamente, día tras día!

SOY vuestro amigo de la sabiduría eterna
Saint Germain, el maestro ascendido.

Nota: ¡Amables lectores! Si solo supieran la alegría que nos brindan sus cartas, no habría necesidad de darles las gracias, ¡pero las damos! Su contribución amorosa, mes a mes, conscientes de la necesidad de cumplir, rítmicamente, con los gastos semanales de operación en una actividad en expansión, ha permitido continuar este servicio. Por su consideración y generosidad, les damos las gracias. ¡Que Dios los bendiga!- El Personal.


Perla de Sabiduría®, Vol. 2 No. 46, 20 de noviembre de 1959