La Luz del solsticio de invierno

Cómo se trasmite la Luz del solsticio de invierno

por el Señor Buda Gautama

“He aquí, YO SOY el Buda y YO SOY el cumplimiento del anhelo de la alegría de vuestro corazón. Esta es en verdad la hora de la alegría, la explosión de luz en cada corazón, el impulso para el nuevo año que en realidad comienza con el solsticio de invierno y el encendido del cirio en el corazón del Gran Sol Central, cuando Alfa se inclina ante Omega y le ofrece el regalo de la llama.
La Luz del solsticio de invierno
“Y luego Omega baja de su trono y pasa la llama a las legiones de serafines que componen la guardia de honor de la Madre Divina. Y el primero de los poderosos serafines, Justinius, Capitán de las Huestes del Señor, toma el cirio de Omega para encender el cirio del segundo en mando. Y uno por uno se encienden los cirios hasta que, a través del infinito y la eternidad, los poderosos serafines dirigen su camino hacia los mundos del interior y los mundos del exterior.

“Curioso como pudiera parecer, dado vuestro entendimiento de la velocidad de la luz, el ritual del cumplimiento del paso del cirio del nuevo año no tiene lugar en la Tierra sino hasta la hora del cambio del año. Y así, el gran ritual de las horas desde el Gran Sol Central, pasando a través de millones de galaxias, se manifiesta en la Tierra en el momento de la aparición de la poderosa forma de pensamiento que desciende del corazón de Dios al corazón de Sanat Kumara y luego a mi propio corazón como la adoración a la Virgen Cósmica, enviada desde esta esfera planetaria.

“Al recibir la impartición del cirio, regresamos ese fuego y ese amor a Omega, y este es el ritual de millones y millones de huestes de luz, Budas y la conciencia unida con los Elohim. Y por tanto, cuando ese foco de luz alcanza nuestro corazón y lo regresamos, se teje la margarita cósmica.

“Y por cada uno que recibe el cirio de la Madre en el Sol Central, existe la corriente de retorno que forma otro pétalo de esta margarita cósmica. Y el centro amarillo es verdaderamente el Imán del Gran Sol Central. Y todos esos pétalos yendo en todas las dimensiones son la acción del flujo del amor de las huestes de luz para Alfa y Omega y el amor que retorna. Y este tejido, este tejido de este gran diseño, es para la acción, la interacción y la integración del flujo de la vida: como Arriba, así abajo.”


Señor Buda Gautama, Perlas de Sabiduría, vol. 20. No. 23

Tags:

Suscribete y Conecta

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Maestros Ascendidos