Mantra de la llama violeta – Príncipe Orómasis

Mantra de la llama violeta y su ascensión

El Príncipe Orómasis del elemento fuego que, junto con las Cuatro Fuerzas Cósmicas, mantiene el equilibrio para las evoluciones de la Tierra.

chakras y la llama violetaUn fíat para la ascensión: fuego violeta mañana, tarde y noche y amor ilimitado a Dios y al hombre.

…Este es el propósito del fuego sagrado: librarlos y transmutar en ustedes lo que obstaculiza, lo que es discordante, lo que verdaderamente les está impidiendo entrar en su libertad divina.
Ahora bien, cuando tienen una determinación divina — tal como la tiene un ser angelical— de que nada, absolutamente nada interferirá con el progreso eterno de ustedes, entonces, serán capaces de tomar nuestras manos con la misma tenacidad con la que nosotros tomamos las de ustedes, y con todo el fervor y el fuego de su ser nos dirán:

Yo también soy un ser cósmico. YO SOY un ser de fuego sagrado. Estoy aquí por la gracia de Dios. YO SOY y tengo inteligencia, conocimiento y sabiduría por medio del poder de Dios Todopoderoso, a fin de que pueda producir perfección.

Cuando hayan tomado la determinación de que van a producir perfección, ustedes emitirán el fuego sagrado a través de su ser; de igual forma que el filamento de una bombilla de luz eléctrica emite la radiación de luz, debido al flujo de la corriente a través de la bombilla. En ese preciso momento, ustedes serán iluminados divinamente y cada grano de escoria se eliminará de su mundo.

Amados míos, en el nombre de la pureza divina, ¿por qué desearía algún individuo retener los vestigios de vejez, decaimiento, y de lo que no se basa en la pureza eterna?

Algunos podrían decir: “como ser cósmico, tú no puedes entender cuan sumergidos estamos a veces en el efluvio humano”. Esto puede ser cierto, amados míos, pero sepan que los que estuvieron entre ustedes, como el amado Saint Germain y el amado Morya, labraron a lo largo de un camino escarpado y fueron capaces de entrar en su libertad eterna.

Este es el mensaje que, como me dijeron, quieren darles esta tarde:

Que cada uno de ustedes se decida a hacerlo con todo el amor de su corazón, sin soltarlo de sus manos, e invoque el fuego violeta todos los días de su vida — de mañana, tarde y noche — llamándome luego a mí, al Príncipe Orómasis, indudablemente entrará en su ascensión al final de esta encarnación, si mantiene un ilimitado amor por Dios y por el hombre.

¿Se dan cuenta del significado de mis palabras? Este es un fíat eterno de las huestes celestiales: que todos los que tengan suficiente fe en Dios, en la palabra de un ser cósmico para aceptar esa radiación y esa verdad divina, sin dejar un solo día de sus vidas de hoy en adelante— mañana, tarde y noche — de invocar intensamente la llama violeta transmutadora y cada día de sus vidas dediquen un tiempo a adorar a su Presencia Divina con cada grano de su energía, amando además a toda la humanidad, ascenderán al final de esta encarnación porque el llamado habrá exigido la respuesta…

Apliquen el siguiente fíat del Príncipe Orómasis para cumplir con su petición de “llámenme”, después de que den sus invocaciones al fuego violeta — mañana, tarde y noche:

La llama viviente de la libertad cósmica

Por el Príncipe Orómasis

En el nombre de la amada, ponderosa y victoriosa Presencia de Dios YO SOY en mí, de mi muy amando Santo Ser Crístico, amados Príncipe Orómasis y Diana, Aries y Thor, Neptuno y Luara, Virgo y Pelleur, amado Omri-Tas, amados Saint Germain y Porcia, amada Diosa de la Libertad, poderosos Arcturus y Victoria, amado Arcángel Zadquiel y Santa Amatista, amado Gran Director Divino, amada Madre María, Jesús y Magda, señor Maitreya, amado Gautama Buda, Kuan Yin, Sanat Kumara, los siete santos Kumaras y los Arcángeles y Elohim de Dios, amados Gurú Ma y Lanello, todo el Espíritu de la Gran Hermandad Blanca y la Madre del Mundo, vida elemental ¡fuego, aire, agua y tierra! yo decreto:

¡YO SOY la llama inmortal de la Libertad Cósmica!
¡Exijo que todas mis energías en concentración externa
se sometan a la gran Llama Divina dentro de mi corazón!
¡Exijo que todas las condiciones externas
se sometan al eficaz control Divino!
¡Exijo que todo lo que no sea de la Luz
sea transmutado y cambiado y que yo sea la plenitud de todo lo que YO ya SOY!
Porque ¡YO SOY la plena perfección de Dios!
¡YO SOY la Llama viviente de la Libertad Cósmica!
¡YO SOY el alegre y vivaz júbilo de Dios
que atraviesa mis cuatro cuerpos inferiores por entero
y desciende desde el corazón de mi Presencia
para darme mi Libertad ahora!
YO SOY el poder ascendente del Espíritu de luz y fuego
que me eleva a la victoria de mi ascensión
y es todo el moméntum acumulado de victoria
de los santos y seres ascendidos de todas las eras
para ascender de regreso al mismo corazón de Dios y a su
consciencia inmortal. Por tanto, ¡Dios, ayúdame!*

¡Y con plena Fe acepto conscientemente que esto se manifieste, se manifieste, se manifieste! (3x), ¡aquí y ahora mismo con pleno Poder, eternamente sostenido, omnipotentemente activo, siempre expandiéndose y abarcando el mundo hasta que todos hayan ascendido completamente en la Luz y sean libres! ¡Amado YO SOY! ¡Amado YO SOY! ¡Amado YO SOY!

*Repitan el cuerpo de este fíat tres, nueve o más veces según lo deseen y después den el final.


Extracto de La ciencia de la palabra hablada, capítulo 19