Saint Germain – Casa Planetaria a Nuevas Dimensiones

El Maestro Saint Germain habla por medio de Elizabeth Clare Prophet:

YO ESTOY llevando esta casa planetaria a nuevas dimensiones

Saint Germain, llama violetaQue esta Iglesia Universal y Triunfante sobre la montaña de Dios, sea conocida también como la Iglesia del amor divino. Cada uno de vosotros sois la Iglesia viva.

Que todos cuantos prestan servicio a Saint Germain luchen por recibir el título de Sir y personificar sus principios.

Que todas cuantas prestan servicio como Damas de la Llama bajo la Madre de la Llama, manifiesten la belleza de la Madre Divina, para que ellas también, puedan acelerar a niveles de absoluta perfección Divina.

Yo estoy en la inmensidad del Espíritu Santo. Me muevo con los vientos, con los mares, con el cuerpo terrenal.

Yo soy Saint Germain. Estoy llevando esta casa planetaria a nuevas dimensiones, y necesito que lo hagáis conmigo. Estoy en contacto con todos y cada uno de vosotros dondequiera que estéis, a través de mares y alrededor del mundo.

Amados, por mi Cuerpo Causal sostengo unida a esta Comunidad. Sí, la sostengo unida, y os pido sostenerla junto conmigo.

Os pido expandir vuestra consciencia, y saber con plena certeza que el amor de Dios es curación, que la llama del consuelo es real, que existe constancia en la Llama Divina, y que la extrema compasión de los Budas todavía está presente en la Tierra.

Interiorizad esto y abandonad esa conciencia metálica que ha negado la presencia del Espíritu de Dios vivo dentro de vosotros.

Os instruiré personalmente

Chelas del fuego sagrado, si tenéis que hacerlo, autodespojaos, y dejad que el alma salga y sea quien realmente es, pues está destinada a volverse inmortal mediante su matrimonio con su Santo Ser Crístico.

¿Cuándo seréis la novia de vuestro Santo Ser Crístico, unida solemnemente y en un profundo enlace?

Sabed esto amados: Cuando os unís con vuestro Santo Ser Crístico, andáis en la Tierra como un ser Crístico.
Este es mi mandato. Esta es mi esperanza. Este es mi amor por vosotros.

Y esta es mi promesa: Si os convertís en ese amor a pesar de todo reto, vendré a vosotros y personalmente os instruiré en la cámara secreta de vuestro corazón, y me conoceréis como el Caballero Comendador de la era de Acuario. Sí, ese es quien yo soy, amados. Y estoy con vosotros.

Vosotros tenéis la habilidad de ser dioses en manifestación, porque lo ha dicho el Señor: “Vosotros sois dioses y todos vosotros sois hijos del Altísimo”. Salmos 82:6; Juan 10:34. Sí, sois dioses en formación — dioses en formación.

Mantra de Saint Germain

Decid este mantra: “¡Yo soy un dios en formación!

¡Yo soy un dios en formación! ¡Yo soy un dios en formación!
¡Yo soy un dios en formación! ¡Yo soy un dios en formación!
¡Yo soy un dios en formación!
Y yo seré ese dios con profunda humildad como su siervo-hijo.

Saint Germain, y la llama violetaYo soy Saint Germain. Aceptadme junto con la llama violeta. La multiplicaré una y otra vez. No dejéis decaer vuestro moméntum de decretos, como ha ocurrido porque no podemos permitirnos semejantes atrasos. Necesitamos cada instante, para revertir la marea de la oscuridad.

¡Estad preparados! ¡Estad preparados! ¡Estad preparados! Porque todos debéis avanzar hacia arriba y hacia adelante, a través de las octavas. “Uno es llevado y otro es dejado”. [Mateo 24:40; Lucas 17:34-36.] Así es con las señales y con las estaciones.

Por consiguiente, estad siempre listos para el viraje de los ciclos. Estad siempre listos para estar perfectos ante la vista de Dios, a fin de poderos unir a Él en la hora de vuestra victoria final.

Vosotros sois amados por millones de ángeles.

Si, vosotros sois dioses y, todos sois hijos del Altísimo.

Ahora, salid, no solo a encarnar el Sendero, sino a ser la encarnación de mis hijos e hijas y los hijos e hijas de Porcia.

Corazones benditos, vosotros sois amados por millones de ángeles. Dadles la gratitud por vuestra victoria y recibid amorosamente, el crédito que os corresponde.

En muchos planos nos movilizamos como un cuerpo de millones de almas, y por ello os digo: ¡esta es la hora como nunca lo ha sido, de ir por ella! ¡Sí, id por ella! ¡Id por ella! ¡Id por ella!

Os sello en el resplandeciente fuego blanco del centro de la cruz cósmica de nuestro Señor. Os sello. Sello esta conferencia, y sello a cada portador de luz que esté listo para entrar en este Sendero, el sendero de la Palabra desde el principio y que emerge de la Palabra misma, la palabra que estaba con Dios, la palabra que es Dios.


Este dictado por el maestro ascendido Saint Germain es publicado totalmente en las Perlas de Sabiduría, Vol. 40 No. 41, del 12 de octubre de 1997. Este dictado fue pronunciado, originalmente, en la conferencia de cinco días en el Rancho del Retiro Interno en la Pascua de 1997.

Maestros Ascendidos