Sed científicos del Espíritu – sed positivos en todo

Maha Chohan - Sed científicos del Espíritu

Este extracto es del dictado Iniciaciones del Espíritu Santo en el Monte de la Salvación, dado por el Maha Chohán en Pentecostés de 1993 y publicado en las Perlas de Sabiduría de 1993. Vol. 36, no. 31.


Un espíritu quejumbroso tiene que ver con el estado desalineado de vuestros cuatro cuerpos inferiores, lo que a su vez tiene que ver con la ausencia de entrega de vuestra alma a vuestra razón de ser. Es hora de sacar vuestro Rosario de la Entrega y darlo el día 4 de cada mes, el día de El Morya. Es hora de sanar vuestro cuerpo. Porque el cuerpo se está quejando a través de vuestras cuerdas vocales; se está quejando por cualquier cosa y por todo. Se está quejando porque no es feliz, porque no habéis hecho que vuestro cuerpo sea feliz, sino que habéis cargado ese cuerpo elemental.

Hay razones en todos los niveles del ser, amados, por los que la gente se permite afirmar lo negativo y deja de permanecer centrada en Cristo. Pero os digo, si tenéis un cuerpo y una mente débil y emociones débiles debido a que tenéis cualquier condición yin en el que os podáis encontrar, si vais a ser íntegros, si vais a ser uno con Dios en cuerpo, espíritu, mente y alma, si así lo deseáis, debéis corregir todas estas cosas.

Debéis convertiros en científicos del Espíritu, ya que nunca os convenceréis a vosotros mismos diciendo que de ahora en adelante seréis positivos en todo. Esto no sucederá a menos que realineéis todos los niveles de vuestro ser, equilibréis la luz de vuestros chakras y sigáis en la alegría de vuestro Señor y Salvador Jesucristo. Por esta causa vino Él al mundo, para que a través de él podáis tener vida eterna y que en el intervalo entre su ascensión en la Luz y la vuestra, su copa pueda estar llena de alegría.

¿Cómo puedo estar feliz cuando veo sufrimiento a mi alrededor?

Vosotros habéis dicho: “¿Cómo puedo estar feliz cuando veo sufrimiento a mi alrededor?”. Podéis regocijaros de que la Ley es buena, de que la Ley es justa y de que todo el sufrimiento se convertirá en Luz, se convertirá en victoria divina cuando la humanidad no tenga la necesidad de sufrir. Y ese es el fíat que vosotros dais.

No tenéis tiempo para estar de acuerdo con los aspectos negativos de la vida de nadie. Solo tenéis tiempo para alinearos con lo positivo y dar el fíat que enviará a aquel en su camino hacia el sol de su Presencia YO SOY. Porque entonces, debéis desplazaros a la siguiente persona que quiera llorar sobre vuestro hombro, a quien no permitiréis que llore en vuestro hombro, sino que haréis que comprenda que nuestro Dios es bueno.

Esto lo haréis por cualquier medio, ya sea persuadiendo, instruyendo, entreteniendo o contando chistes, y finalmente dando el fiat del Señor: “¡La voluntad de Dios es buena y es buena para ti y para mí!”. Y si Dios es bueno y somos buenos, entonces somos Dios. Pero si no somos buenos, no somos Dios. Y cuando no somos Dios, no somos parte del antahkarana de la Gran Hermandad Blanca.

Haced las paces con la voluntad de Dios

¡O estáis dentro o estáis fuera, amados! O hacéis las paces con la voluntad de Dios o no. No hay un área gris intermedia de compromiso. Aquellos que se quedan en el camino de esa voluntad deben levantarse y decidir volver a la voluntad de Dios haciendo la señal de la cruz. Y este es el significado interno de la señal de la cruz, amados. Es que el devoto sabe que cuando hace ese signo en el nombre del Padre, del Hijo, del Espíritu Santo y la Madre Divina está reafirmando su compromiso de mantener la llama de la voluntad de Dios en el nexo de la cruz en el antahkarana de la Gran Hermandad Blanca.

Sí, amados, mucho antes de que seáis ascendidos podéis tener un cargo de discipulado bajo la Gran Hermandad Blanca. Pero debéis aprender a mantener el equilibrio en vuestra alma y en vuestros cuatro cuerpos inferiores y mantener el equilibrio dentro de los sistemas de vuestros chakras y vuestros órganos.

Maestros Ascendidos