Shambala y la Historia del Tronco Navideño

Sanat Kumara, Shambala, y el Tronco Navideño

Sanat Kumara, Shambala y el Tronco NavidenoHubo un momento en la historia de la Tierra, cuando no había una sola alma en encarnación que reconociera y adorara la llama trina adentro del corazón.

Época oscura de la historia de la Tierra

Jesús nos revela parte de esta historia antigua de la Tierra:

“Ahora pensad sobre esos siglos oscuros y largos, la noche oscura del alma de la Tierra—en verdad las eras oscuras cuando todos habían perdido el contacto con la poderosa llama trina y, por lo tanto, se convirtieron casi como en la creación animal, sin la chispa divina, sin conciencia ni conocimiento.

“Así, todo se encontraba en una gran, gran oscuridad. Y la llegada del Señor Sanat Kumara, amados corazones de fuego infinito, fue para reavivar la luz física y la luz espiritual—primero para sostener la llama hasta que algunos, o uno, respondieran y, guardaran la llama trina de la vida.

“Comprended que estas épocas ha sido largas—millones de años según los anales de la historia de la Tierra. Hay poca comprensión sobre este periodo porque se ha eliminado mucho de las santas escrituras; y lo que permanece en Oriente y Occidente no se comprende en términos de los siglos y milenios que han pasado.

De “El sendero del Cristo universal”, de la serie Escala la montaña más alta por Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet.

El Anciano de Días restaura el fuego para reavivar la Llama Trina.

Sanat Kumara, conocido como el Anciano de Días, restauró el fuego espiritual y físico en la Tierra para reavivar la llama trina en el corazón de su gente.

Shambala – La etérica “Ciudad Blanca”

El retiro antiguo de Sanat Kumara, en Shambala, la etérica “Ciudad Blanca”, fue originalmente una réplica física de la ciudad venusiana de los Kumaras.  Shambala fue construida en una isla en el brillante y mar azul Gobi (ahora el desierto Gobi) por voluntarios precedentes a Sanat Kumara en la Tierra. Desde la tierra firme, el acceso a Shambala era por medio de un bello puente de mármol.  El templo principal en donde Sanat Kumara estableció el foco de la llama trina hace miles de años, se distinguía por un domo dorado y estaba rodeado de terrazas, fuentes de llamas, y por siete templos—uno para cada uno de los siete rayos.

La tradición del Tronco Navideño

Cada año, la gente venía desde muy lejos para ver el fuego sagrado físico, y visible y para llevar a casa un pedazo de la madera consagrada por Sanat Kumara para encender sus fuegos durante el año venidero.

Así comenzó la tradición del Tronco Navideño, conmemorando el regreso al fuego de la Cristeidad. La costumbre antigua del Tronco Navideño nos llegó por el servicio de Sanat Kumara, el cual consagraba cada año, un foco del fuego sagrado en las octavas físicas.

El primer Guardián de la Llama

Por lo tanto, Sanat Kumara se convirtió en el primer guardián de la Llama después de la caída del hombre y la mujer en la Tierra. Otras almas y otros Maestros Ascendidos también vinieron con Sanat Kumara para cuidar la llama. Entre ellos estaba Saint Germain, quien sostiene la llama de la era de Acuario y ha venido en este momento para fundar una orden llamada la Fraternidad de Guardianes de la Llama®. Esta fraternidad aconfesional está dedicada a guardar la llama de la libertad para la humanidad en memoria del Anciano de Días.

En el amanecer de la era de Acuario, Saint Germain se presentó ante los Señores del Karma y recibió la oportunidad de emitir el conocimiento de la llama violeta afuera de los retiros internos de la Gran Hermandad Blanca, afuera de las escuelas de misterio.

Contenido Relacionado

Maestros Ascendidos