Una nueva percepción de la Gráfica de tu Yo Divino

Forma de pensamiento de la onda sinusoidal hacia el Sol

Este extracto es de una conferencia de Elizabeth Clare Prophet que se impartió el 9 de octubre de 1981 durante la Conferencia La onda sinusoidal hacia el Sol y publicada en las Perlas de Sabiduría de 1981, La Palabra radiante, Vol. 24 No 47.

sinewave to the sun - Presencia YO SOY

Deseo hablaros sobre la forma de pensamiento que está en el póster para este retiro La onda sinusoidal hacia el Sol.

Podríais decir que esta es una forma diferente de mostrar a la Poderosa Presencia YO SOY, el Ser Crístico y a la persona que asciende hacia Dios. También podríais decir que esta onda sinusoidal es una escalera de luz.

Podéis ver en los anillos concéntricos, una dimensión de la postura del alma al escalar o acelerar, la intensidad de la luz y entrar en los sucesivos anillos que van al Sol Central, que es la Presencia YO SOY. Y aquí se representa como una galaxia infinita de luz.

Si podéis imaginar el centro de vuestra Poderosa Presencia YO SOY como una galaxia infinita de luz, comenzaréis a pensar en una nueva percepción del Infinito y en lo primordial en que nos hemos acostumbrado a meditar en la Gráfica de tu YO Divino. Así sería la persona, como vosotros, claramente manifestada como un rayo de luz unida en esta dimensión. El fuego blanco en el centro y la galaxia en el corazón denota la Presencia Crística.

Muchas veces escuchamos a la gente que se pregunta: “¿Quién es mi Ser Crístico? ¿Soy yo mismo? ¿Es alguien más? ¿Es alguien con quien puedo hablar? ¿Es una energía? ¿Es una conciencia?”. “Son todas estas cosas; depende de dónde os coloquéis, bien en el exterior de la onda sinusoidal, mientras la seguís y os convertís en la onda sinusoidal o estar en el centro de ella suspendida en ese punto tan perfecto de conciencia Crística cósmica que se denomina el centro laya…

Descendimos de esta escalera de luz, todos con libre albedrío, cada uno, por diversas razones, presentándonos ante el Señor Dios Todopoderoso en la Persona del Dios Padre-Madre, Alfa y Omega. Y, por lo tanto, se nos dio la oportunidad de adentrarnos en los universos externos, fuera del retiro interno original en el corazón de Dios. Algunos teníais el diseño de ejercer el potencial para ser cocreadores en las esferas de la Materia. Algunos deseabais ejercer el libre albedrío independientemente de Dios. Otros salisteis como espíritus guardianes preocupados por aquellos que deseaban salir separadamente de la unión divina.

Por alguna razón, nos encontramos en la misma octava, en la misma frecuencia, que es una banda muy estrecha de este universo físico. El universo exterior es mucho más vasto que esta banda estrecha. Por lo tanto, al encontrarnos juntos en esa banda, inmediatamente tenemos al menos, eso en común. Podemos vernos, podemos tocarnos y sentirnos unos a otros, podemos entender la conciencia de los demás hasta cierto punto. Y comprendemos los problemas de los demás porque compartimos problemas similares, condiciones kármicas similares…

Maestros Ascendidos