Abrid vuestro corazón

El siguiente del corazón es un extracto un discurso de Lanello de Nochebuena de 1996, En el santuario del alma, publicado en las Perlas de Sabiduría Vol. 40 No. 52 de 1997

heart chakra

Ahora amados, comulgaré con vuestros corazones. Abrid vuestros corazones a mí y os daré el elixir de mi corazón. No tengáis miedo. Os daré de mi corazón como os di de mi corazón cuando estaba con vosotros en encarnación. Nunca cerré mi corazón a vosotros. No cerréis vuestro corazón a vosotros mismos o a aquellos cercanos a vosotros.

Abrid vuestro corazón este día con valor. Abrid vuestro corazón. Que el corazón sea herido. ¿No está el corazón de la madre herido, incluido el de la Madre de Cristo? Que el corazón sea herido. Que se conozca el dolor. Y continuad yendo más y más profundo dentro del pozo de vuestro propio ser.

No tengáis miedo, amados, ya que el amor que dais será multiplicado cuando bendecís al mundo. Yo abrí mi corazón amados, y lo he mantenido abierto. Aunque os cause dolor, yo os digo, abrid vuestro corazón y dad de vosotros mismos a quienes os necesitan, a aquellos que necesitan todo eso que vosotros podéis darles. Porque aquellos están empobrecidos, están agobiados.

Yo no temo, porque sé que al abrir el corazón y dar de del corazón es verdaderamente un suceso que llega cuando uno está más y más cerca del corazón de Jesús, del corazón de María. Entended esto. Permitid que Dios os haga a su imagen y semejanza, como lo fuisteis en un Principio. Dejad que él os moldee y rehaga en el Fin.

¿Habéis encontrado verdaderamente el camino de re-crearos vosotros mismos? Realmente no, amados, no en el sentido profundo. Sin embargo, el camino es sencillo. Dad y dad una y otra vez, y dejad que millones de almas sean sanadas por vuestro propio corazón inmaculado.

YO SOY Lanello. He estado con vosotros a través  de las eras. Vosotros habéis sido mis padres, mis madres, mis hijos. Hemos sido uno. Ahora id al mundo que está muy, muy obscuro. Iluminadlo con la luz de vuestro ser trascendente y conoced para siempre la alegría trascendente de entregaros vosotros mismos íntegramente a otros que están empobrecidos y que no conocen a su Cristo Interno.

Sonreíd conmigo, amados, porque el mundo entero es maya. Sonreiré con una gran sonrisa cuando vosotros salgáis del mundo de maya y entréis al verdadero ser.

Tags:

Suscribete y Conecta

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Maestros Ascendidos