¡Que el fíat del Señor sea conmigo!

Esta información sobre la llama violeta es de un extracto del dictado de Saint Germain de 1990 publicado en las Perlas de Sabiduría, vol. 34, nº 4, El regalo: “¡Que el fíat del Señor sea conmigo!” Las legiones de Acuario llegan al planeta Tierra.

el fíat del Saint Germain

Benditos, ahora os revelaré la ciencia por la cual podéis realmente obtener ganancias mediante estos nuevos amigos* que han venido a la Tierra. Todos sabéis que si hubiera un pozo de petróleo debajo de vuestros pies o un yacimiento de oro en las montañas de vuestra propiedad y no deberíais encontrarlo, no deberías extraerlo, no deberíais sacarlo de la tierra ni aprovecharlo, entonces, de ningún modo seríais el más rico, ni el mejor, ni os enteraríais.

Así son en realidad los ángeles en medio de vosotros. Su sola presencia no es, de hecho, la clave. ¡Es lo que hacéis con ella! Se trata de si os conectáis con ellos, si vuestras vidas se transformaron, como Rafael vino a lograr. Se trata de que caminéis y habléis con ellos, y determinéis no ser arrastrados, que no se os saque del encuentro que disfrutamos en este momento en nuestra aura (la mía y la de Porcia) y de las legiones del Séptimo Rayo. Podéis mantener [el encuentro], amados, podéis sostenerlo.

¡Que el fíat del Señor sea conmigo!

Esto es lo que debéis decir y esta es la clave. Puesto que el Señor, vuestra Poderosa Presencia YO SOY, conoce el fíat, atraerá la Luz del fíat que es apropiada en el momento para sostener los niveles del rayo violeta y de la llama violeta que tenéis ahora.

¡Que el fíat del Señor sea conmigo!

. . .

Amados, podéis variar esta orden:
¡Que el fíat del Señor Saint Germain sea conmigo!
¡Que el fíat del Señor Arcángel Miguel sea conmigo!
¡Que el fíat del Señor Morya El sea conmigo!
¡Que el fíat del Señor mi Dios sea conmigo!

Entonces el maestro que nombréis emitirá el rayo de Luz. ¡Y así se hará! Y seréis envueltos en la mente del Cristo y reforzados.
Esta es la prueba amados. No os permitáis a vosotros mismos descender por debajo del nivel del corazón, de la llama trina del corazón —esa Santa Llama Crística o esa Santa conciencia Crística que está encarnada en la llama. Cuando os sintáis desanimados, abatidos y apáticos, oh, amados, decid:

¡Que el fíat del Señor sea conmigo!

El regalo del llamado de Saint Germain

He meditado mucho acerca de cómo daros el regalo que os permita caminar todos los días de vuestra vida muy cerca de esos ángeles del Séptimo Rayo y de las legiones de Acuario. Sé que [sin el regalo], vuestra separación de ellos sería tan grande como alguna vez ha sido vuestra separación de Dios, de vuestro Ser Crístico o de mí, especialmente en horas de prueba y tribulación.

Benditos, [determiné que] debe haber un mecanismo que funcione para vosotros cuando descendéis a la depresión y tentación más profundas o a los viejos fosos de la conciencia humana o [a elucubrar sobre] lo que se os ha dicho en esta y en miles de vidas. No sois una víctima. ¡Sois los vencedores! No sois una persona que reacciona; ¡sois los creadores de la Palabra viva donde estáis! [Y por esa razón os doy el regalo del llamado: ¡Que el fíat del Señor sea conmigo!]

Y yo, Saint Germain, por algunos instantes pongo ahora toda mi Presencia Electrónica sobre todos y cada uno de vosotros aquí, y estoy intensificando mi llama violeta sobre vosotros para la curación de vuestros cuatro cuerpos inferiores y vuestra alma. ¡Lo estoy haciendo para “freír” esos registros que son como atrapamoscas y ratoneras para vuestra conciencia cuando os desviáis del camino de vuestro Dios! Lo hago ahora, amados, mientras continúo hablándoos.

¡Hablo en las cavernas de vuestra mente! ¡Hablo en lo más hondo de vuestra conciencia! Hablo a todos los niveles donde hay programación errónea de la fuerza siniestra y de la mente carnal de vosotros mismos y de otros. Y digo, ¡no tiene poder! Yo, Saint Germain, ¡le retiro ese poder [divino mal cualificado] en este día!

Hago de vosotros, por la autoridad de Dios y de nuestro Señor Jesucristo, nuevas criaturas en Cristo. Hago de vosotros nuevas criaturas en Cristo por la alquimia del Séptimo Rayo y por el Cristo Cósmico de la séptima era: nadie más que nuestro amado Señor Maitreya, quien también se encuentra entre nosotros este día. ¡Oh, recibidlo, entonces, en este su papel de Salvador de Acuario!

Sí, amados, sí, amados, existen muchos Budas del Séptimo Rayo, y no menos importante es vuestro propio amado Padma Sambhava. Ellos se reúnen. Están cada vez más cerca. Y os diré que pueden manifestarse en el físico, también, a medida que invoquéis más y más llama violeta. No debéis descuidar nunca el dar el mensaje de la llama violeta, ya que puede hacer florecer a esta Tierra una vez más como la rosa violeta.

Oh amados, ¡la llama violeta puede hacer maravillas! Y sobre todo, amortiguará lo que viene sobre la Tierra. Y esto será un cojín entre vosotros y todas esas cosas que han sido profetizadas.


*Refuerzos desde el Gran Sol Central, ángeles y legiones de Luz de Acuario y del Séptimo Rayo.

Tags:

Suscribete y Conecta

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Maestros Ascendidos