La comunidad del Espíritu Santo

Basada en la armonía de los siete rayos

Este es un extracto de un dictado del Dios Armonía dado durante la Conferencia de Pascua de 1980 y publicado en las Perlas de Sabiduría vol. 23, nº 24, seguido del artículo Armonía: El método científico para la gran automaestría.


El Morya and chela by The Summit LighthouseAhora veamos cómo la comunidad del Espíritu Santo está basada en la armonía de cada uno de los siete rayos. Debemos tomar medidas para comprender cómo la acción del primer rayo es la ley de la voluntad de Dios que entra en el templo y cómo el templo de los cuatro cuerpos inferiores, y la mente y el corazón deben manifestar esa voluntad.

Considerad ahora si de repente mis ángeles vertieran sobre vosotros las aguas acuarianas de la totalidad del elíxir de la devoción de Morya en la voluntad de Dios. Podréis visualizaros siendo llenados con un flujo de fuego azul intenso de energía cósmica. Nuestro estudio entonces será: ¿Cómo la dimensión y la vibración incrementada de la voluntad de Dios dentro del templo afecta la armonía de la corriente de vida? ¿En qué punto un exceso de la santa voluntad de Dios produce una reacción en lugar de una interacción con la llama de la Vida?

Esta es la pregunta que debe ser contestada por los ángeles de El Morya antes de que él venga a iniciar al alma aunque sea con un poco de la esencia preciosa del milenio de su devoción a la voluntad de Dios. Así, cada maestro ascendido, empezando con los siete chohanes de los rayos, debe estimar —basados sobre los mismos contenidos de la psique, o del alma, de los cuatros cuerpos inferiores y del subconsciente— cuánta luz puede contener el individuo y al mismo tiempo mantener un equilibrio de la armonía divina.

Entended pues, que aunque el cielo escuche los llamados de los santos para dar más luz y más de cada uno de los siete rayos para que se centren en los chakras, eso que se está dando debe ser ajustado de acuerdo a la ley cósmica o como vosotros diríais, a lo que se puede soportar. Entended entonces, cómo Dios anhela cumplir la ley del Amor en vosotros, pues, cómo los maestros ascendidos hacen karma al entregar a un chela no ascendido más luz de la que el chela puede mantener en equilibrio.

Ahora pues, si vosotros aceleráis la armonía en cada uno de los siete rayos, podréis experimentar en el laboratorio del alma. Podréis daros a la tarea de invocar semanalmente cantidades extraordinarias de la luz de la voluntad de Dios. Vigilaréis vuestras reacciones como si fuereis un paciente en una clínica. Incluso llegaréis hasta el punto de llevar un registro en un cuaderno de cómo están los niveles de vuestra energía y vuestra reacción a la vida así como también lo que las reacciones de otros hacen a vuestro campo de fuerza.

En cierta ocasión en Colorado Springs, esta mensajera estaba sentada en la habitación de llama violeta invocando la luz intensa del Arcángel Miguel. En esa ocasión, el Arcángel Miguel apareció y dijo: “Si os doy esta luz que estás invocando ahora, causará una intensa reacción de parte de las personas que están a tu alrededor”. A esto la mensajera contestó: “Estoy lista. Así que incrementa la luz”. De modo, que la luz fue incrementada, y casi inmediatamente la reacción de los demás en el retiro se tornó agresiva y beligerante. Esto os muestra la naturaleza del poder del primer rayo y lo que sucede a los que portan una cantidad extraordinaria de ese poder. Otras personas sobre la Tierra no se pueden adaptar a ese poder y por eso reaccionan.

Por tanto, las personas que sirven en el primer rayo que necesitan el impulso acumulado extraordinario del rayo azul aprenden rápidamente a envolver la llama azul en la luz violeta y de este modo establecen un campo de fuerza más grande de esta llama violeta para la diplomacia, la comprensión, el perdón y la transmutación instantánea. Y por tanto, es bien sabido que los maestros del rayo azul que deseen tener un mayor contacto con las multitudes siempre establecerán la capa de llama violeta para poder portar las enormes cantidades de rayo azul y no causar ese tipo de reacciones.

Así que para experimentar con el primer rayo será necesario primero que comprendáis qué dentro de vuestra mente, corazón y alma y cuerpo del deseo se ofende con el rayo azul, incluso cómo las personas han sido ofendidas en nuestros mensajeros. Entonces descubriréis que el rayo azul que se intensifica dentro del templo causa que la energía que es antivoluntad divina llegue a la superficie. Las serpientes dormidas de la mente carnal son despertadas, y de repente la persona se da cuenta que está lidiando con impulsos acumulados del pasado cuando traicionó la voluntad de Dios y su devoción al Corazón Diamantino.

Deberá ser consciente de los abusos del chakra de la garganta. Incluso surgirán las manifestaciones físicas dentro del área de la garganta, causando muchas veces gran angustia. Estos síntomas deberán ser purgados cuando los estudiantes atentos observen las leyes del ayuno espiritual y un uso acelerado de la llama violeta invocada específicamente para transmutar los abusos del fuego sagrado de la santa voluntad de Dios a través del chakra de la garganta. Así que se pueden observar muchas reacciones: físicas, emocionales, mentales y etéricas dentro de todos los chakras.

Os traigo esta enseñanza de la ciencia de la armonía Divina porque es muy inquietante, si fuera posible para mí estar inquieto, observar a los chelas que invocan intensamente la luz de Dios y después se quitan del campo de fuerza de sus decretos y olvidan absolutamente aquello que han invocado. Y así cuando desciende a la velocidad del rayo, están totalmente desprevenidos. Han retirado sus cántaros y no tienen los receptáculos para recibir la luz.

No calculan el efecto de sus llamados sobre la comunidad o el cuerpo planetario. No hacen las conexiones entre sus llamados y las noticias y de todo lo que está pasando, olvidan que toda la vida está interconectada e interactuando. E incluso vosotros, mis amados, en la pureza de corazón por vuestro amor a la voluntad de Dios, de hecho experimentáis una porción de vuestro ser viajando al Gran Sol Central y regresando como una corriente de filigrana de electrones.

Amados corazones, estos son fragmentos imperceptibles de luz, hilos de luz. Y algunos de vosotros habéis conectado los puntos a las estrellas y los centros solares por todo el universo por el solo hecho de que dentro de vuestro ser hay una luz firme y activa que está en equilibrio, en equilibrio de Alfa y Omega. Porque solo aquello que es íntegro puede sostener una figura en forma de ocho fluyendo a mundos lejanos.

Ved entonces que si vosotros utilizáis el método científico para la observación de vuestra propia corriente de vida, en lugar de caminar azarosamente por la pura creencia y abandonaros vosotros mismos, por así decirlo, a los vientos, cómo llegaréis a un área superior de la maestría Divina. Así que trabajando con la voluntad de Dios estaréis más y más cerca de la más amada corriente de vida de vuestro propio El Morya.

Él es el origen de esta actividad, su patrocinador y el Gurú de los mensajeros. Esto debería deciros algo a todos. Debería decir que Saint Germain le ha confiado a él, al igual que toda la jerarquía le confío a él, esta dispensación cósmica para que los chelas sean entrenados y preparados para un servicio poderoso a la vida.

Ahora, si hay islas de oscuridad dentro de vuestro ser que se sientan ofendidas por la llegada de esta manifestación, ¿no os incumbe ir tras esto científicamente, observándolas, para eliminarlas rápido y con destreza con la espada de Excalibur? Por tanto, al eliminar estos campos de fuerza vosotros llegaréis uno, dos, tres pasos gigantes más cerca del Corazón Diamantino de El Morya. La potente figura del flujo en forma de ocho será más intensa, portaréis una gran conciencia de su presencia, y muy pronto vuestros pasos en el corredor resonarán como los de Lanello. Y algunos dirán: “¿Es Lanello, es El Morya, o es ese chela floreciente de luz quien se parece más y más al Gurú?

Y veréis que no necesitaréis esperar toda una vida. No necesitaréis lanzar flechas al cielo en todas direcciones, sino que buscaréis el blanco y determinaréis lo que habrá que hacer —e iréis tras ello.

Este proceso puede ser repetido en cada uno de los rayos sucesivos hasta que renovéis una luz acelerada en todos vuestros siete chakras.

Ahora, si podéis lograr el equilibrio de los siete rayos dentro de los siete chakas, remolineando y girando como centros solares, y tenéis la ecualización de estos centros yendo en una vibración similar, rítmica, de luz y música, encontraréis que los siete poderosos Elohim manifestarán y proyectarán su conciencia Divina a través de vuestros siete chakras y vuestro propio cuerpo causal de luz os será más accesible. Instantáneamente, en respuesta a vuestros llamados hechos en la armonía Divina, esas esferas del cuerpo causal descenderán al chakra del corazón y serán dirigidas en el flujo extraordinario de luz a través de los siete centros del ser.

Entended pues, que paso a paso el pequeñito se mueve desde el primer día que camina sin apoyarse en la plena madurez de la edad adulta. Si todo esto ocurre en una vida, ¿por qué no es posible para vosotros mis amados, como estudiantes de la llama de la armonía, recibir a los chohanes y buscar los ejercicios que equilibrarán y traerán el equilibrio a vuestro templo?


Para leer la Perla completa: The Initiation of Our Chelas in the Flame of God Harmony: The Scientific Method for a Greater Area of Self-Mastery (La iniciación de nuestros chelas en la llama del Dios Armonía: El método científico para el área superior de automaestría) por el Dios Armonía, por favor, refiérase al vol. 23 nº 24, Amado Dios Armonía, del 15 de junio de 1980.

Tags:

Suscribete y Conecta

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Maestros Ascendidos