Saint Germain en el Año Nuevo de 1977

Extracto del dictado de Saint Germain durante la conferencia de Año Nuevo de 1977, Dios es energía publicado en las Perlas de Sabiduría®, vol. 20, nº 26.


Saint Germain y la llama violetaBuenas noches señoras y señores. Buenas noches, caballeros y damas de la llama. Mi corazón está más que contento esta noche. He venido a ver este lugar lleno con el resplandor dorado de la luz de las velas que está dentro de vuestro propio corazón. Cada uno de vosotros comenzará una llama cósmica de victoria, una llama cósmica de libertad. Aquí ahora la voluntad de comenzar me ha demostrado que vuestro camino es ese camino de abnegación, de entrega, para ganar ahora.

YO SOY la acción de limpieza del fuego sagrado dentro de vosotros que limpia el camino para la llegada del Espíritu Santo. Estamos observando los vehículos de la conciencia de los guardianes de la llama como si fuerais bebés recién nacidos en incubadoras. Os observamos con el ojo vigilante del Gurú, y solo cuando os convertís en Gurú sabréis que tan vigilante es el ojo del maestro para con el estudiante en el sendero de la justicia. Observamos a los guardianes de la llama por toda la Tierra. Y los nutrimos, venimos, los amamos y también los alimentamos. Vosotros sois nuestros hijos.

Y así, he venido. He venido gustosamente a petición de los Señores del Karma y del Consejo de Darjeeling y por el llamado de vuestro corazón para dedicar un año nuevo y un ciclo nuevo. Y así en preparación para mi llegada y del mensaje que os daré esta noche, he revisado eso que he os he presentado en ocasiones previas, en años pasados. Y he revisado los efectos de mis dictados sobre cada alma individual, sobre quienes han escuchado mi palabra a través de los mensajeros y sobre los que han sentido la emanación y la radiación de la llama de la libertad con mi llegada.

Entrega y abnegación

Fui al Consejo de Darjeeling y conversé con los maestros ascendidos acerca de los efectos en las evoluciones de la Tierra que tienen la llama de la llama de la libertad y las enseñanzas de los maestros de los siete rayos. ¿Y sabéis lo que Madre María me dijo? Me dijo: así como también lo he visto en los registros, que cuando he liberado el castigo y la reprimenda, cuando he dado mis conferencia sobre el egoísmo y la desidia de la conciencia humana, que estas han producido los grandes frutos y una reacción muy grande –una acción positiva para el bien y para la justicia y para una posición decidida– no solo entre los guardianes de la llama, sino entre las almas que están en sintonía con la sinfonía del rayo violeta.

He venido una vez más, pues, a desnudar y a colocar ante el ser desnudo las espirales del egoísmo que se han interpuesto en el camino de la espiral de fuego blanco que se levanta para el adorno de la Madre y el Niño dentro de vosotros. Vengo, pues, a hacer algunos agujeros a vuestros conceptos sobre vosotros mismos que son menos que verdaderos, puntos de vista que habéis sostenido, que os han colocado un poco más lejos en el Sendero que lo que en realidad estáis. A veces, los estudiantes piensan que están más avanzados de lo que están y, a veces piensan que están muy alejados de todo lo demás cuando de hecho están realmente satisfechos con una conciencia de pureza e inocencia que es verdaderamente la alegría de los ángeles.

Comencemos primero con aquellos que piensan que están unos pasos más adelante que otros en el Sendero. Vamos a tratar con los que tal vez han estado conmigo y mis enseñanzas durante un número más extenso de años que otros, o algunos que sienten que han tenido la asociación con los maestros ascendidos, u otros que la sienten porque han estado aquí por años y por lo tanto, son superiores a los demás que tienen menos duración en esta Tierra.

Bueno, hablo entonces, os hablo. Porque como se os ha dicho, las escamas del egoísmo caen diariamente de los ojos y del templo del cuerpo de los que persiguen persiguiendo un camino de liberación. Debe de ser así, amados, que el sendero trascendente de la liberación del alma debe traer a la vista aquellos aspectos del egoísmo que vosotros no visteis ayer y que vosotros no visteis el día anterior, pero que hoy se han convertido en la mota en el ojo, el ojo que desea contemplar la visión más cercana de Dios.

Avanzando hacia el Sol

llama trina - galaxyY así, a pesar de la trascendencia del ser y del movimiento en el cosmos por las espirales del amor que todo lo consume, existe ese aspecto de la relatividad que proviene de la coordenada del ser contra el telón de fondo del infinito. Y por lo tanto, el sol, tal como lo contempláis, hoy brilla sobre vosotros un poco diferente que ayer porque estáis avanzando hacia el sol y por lo tanto veis otras venas de conciencia, otros flujos y manifestaciones de los ángulos de la Mente de Dios.

Por lo tanto, entended que el nivel de perfeccionamiento de hoy debe ser más avanzado que el de ayer y menos avanzado que el del mañana. Esta no es la limitación del tiempo y el espacio o del pasado y presente y futuro, sino que es el despliegue por espirales y por conciencia esférica de su propia focalización de la conciencia cósmica, aquí en ese punto de conciencia, en esa misma identidad del alma que está en el estado de convertirse más y más en Dios.
Por lo tanto, entended que incluso en la conciencia de la mensajera hay una constante reevaluación de la vida y las prioridades de la vida y de esas energías que pueden invertirse en las diversas manifestaciones de servicio en la Tierra. Lo que ayer podría haber sido un inocente pasatiempo o diversión, hoy a ella le parece un absoluto egoísmo e indulgencia.

Entended, pues que, en el transcurso de la evolución, incluso los maestros ascendidos encuentran maneras y medios para la aceleración y la expansión y la intensificación del servicio. Para eso es la levadura, la levadura de la conciencia del Cristo que trabaja en el cuerpo de Dios en la tierra y en el cielo para crear una poderosa obra para Dios, porque cada día nos lleva a un nivel más concentrado y por lo tanto a un nivel consagrado de absorción en las cosas del Espíritu, ya que esas cosas del Espíritu se aplican aquí y ahora en la Materia.

¿Ahora entendéis lo que os he dicho, amados? [“¡Sí!”] Os doy las gracias. Porque veréis, yo haría una aplicación muy específica a vuestra propia vida. Estoy seguro que si vosotros habéis tomado en cuenta todo lo que ha ocurrido en esta clase, seguramente veréis que vuestra vida tal como la vivisteis en las semanas y meses antes de vuestra venida ahora debe cambiar a una nueva vida, a una nueva vibración, a una nueva conciencia. Porque después de todo, ¿podríais estar en la presencia de Omri-Tas y del Poderoso Víctory y vivir de nuevo como vivisteis antes? Debéis por supuesto poneros un manto más grande de conciencia, de libertad y de victoria y así renacer. Así, el renacimiento viene diariamente, corazones preciados y seres queridos.

Tags:

Suscribete y Conecta

Subscribe to our e-mail newsletter to receive updates.

Maestros Ascendidos